¡Sorpréndelos con tu show de navidad!

Que tu baile se convierta en el regalo de navidad más codiciado sobre el escenario es lo máximo.

Primero concéntrate en el vestuario. Obviamente debe ser navideño pero muy, muy sexy. Por lo general en el primer baile muestras poco y a medida que avanza la música se despeja el panorama.

Procura incluir dentro del atuendo algún complemento de “marabú”, que se asemeja a las plumas de un ave y con el que puedes jugar mientras se desarrolla el baile, paseándolo sobre los espectadores.

Podrías innovar con una especie de cajita de regalo, estratégicamente ubicada y atada a algún accesorio, donde se puedan colocar billetes.

Los shorts rojos,  muy cortos, fácilmente desprendibles, pudieran ser la clave para desarrollar un show navideño donde poco a poco se vaya descubriendo el verdadero obsequio: tú.

Un gorro o sombrero de Santa que oculte tu cabellera es recomendable. Conforme avance el show puedes sacarlo y dejar al descubierto una sensual cabellera.

Destaca tu anatomía femenina. Siempre hay una parte de nuestro cuerpo que más nos agrada y que quisiéramos destacar, enfócate en ella. Te dará seguridad y convertirá en especial el show que quieras transmitir.

Recuerda que el público quiere ser sorprendido y cualquier detalle que puedas agregar a tu show hará que regresen para verte. Concéntrate en la navidad, piensa en cada elemento y conviértelo en sexy.

Una ropa interior mínima y de color rojo siempre es tentadora. Si a eso le agregas un cinturón de Santa Claus, un gorro con algunas plumas y unas botas de tacón pronunciado que lleguen hasta tus rodillas, tendrás el éxito asegurado.

Recuerda que es mejor insinuar sin enseñar al comienzo del show y poco a poco ir destapando todo el potencial erótico que puede esconderse bajo la vestimenta.

El maquillaje es primordial en este tipo de shows. Potencia las líneas de tus ojos para mostrar una mirada misteriosa y sugestiva. Los labios muy rojos serán el punto de atracción de tu rostro y son parte de la exhibición, resalta el contorno.

Sea cual sea la caracterización navideña que quieras implementar, procura siempre que todos los elementos se ajusten al tema y combinar los colores de cada uno.

Consejos de una profesional dentro del club

Conviértase en una habladora profesional

Para muchos, esta es la parte más difícil del trabajo. Escucharás muchas de las mismas preguntas. ¿Cuál es tu nombre real? ¿Por qué estás haciendo este trabajo? ¿Son tus senos reales? ¿Qué piensan tus padres? ¿Tienes novio?

No permitas que nadie te presione para hablar sobre tu negocio personal. Si puede contrarrestar la agresividad pasiva con una asertividad cortés, tendrá éxito en eliminar clientes potenciales que son más problemáticos de lo que valen.

Un simple: “¿Has estado aquí antes?” o “¿Qué hiciste hoy?” Puede recorrer un largo camino. El ajetreo y el bullicio de una stripper es similar al de las citas rápidas: estás tratando de reunir información y conocer a un completo extraño en muy poco tiempo. Algunas personas quieren hablar, otras quieren escucharte hablar, y muchas personas estarán felices de abrirse una vez que establezcas una relación.

Evita el drama

Evita la jerarquía. En las industria profesionales tiene compañeros de trabajo apuñalándoles la espalda. Sé amable con todos, no repitas los chismes y de esta forma todo será armonía a tu alrededor.

Tu tiempo y trabajo tienen un precio, porque así es como funcionan las transacciones. Practique diciendo, “No, gracias, no haré eso”. La clientela intentará negociar los precios, tocarlo más de lo permitido o simplemente negarse a pagar.

¡Recuerda que tu tiempo es un activo! Tú, como trabajadora, puedes rechazar el servicio, especialmente si alguien indica que no respeta las reglas del club o sus límites personales. Obtenga el dinero primero si puede. Y si el chico pregunta (y lo harán), “¿No confías en mí?” Entonces es cuando sonríes y golpeas tus pestañas dos veces. “No confío en nadie, cariño”.

Practica buenos hábitos

Mantente alejado de tu teléfono celular. Es solo un mal vendedor y falta de profesionalidad. Y no tomes el rechazo personalmente. Algunas noches, la gente no será amable contigo. Comprenda que su comportamiento deficiente es un reflejo de su inseguridad o de sus problemas auto internalizados.